14 Consejos para iniciarte en las salidas nocturnas con tu MTB

Seguro que alguna vez has llegado tarde y te ha pillado la noche, pero esta vez te vamos a hablar de preparar una salida nocturna, Sí, esperar a que llegue la noche para hacer una ruta que normalmente harías de día. En mi caso es bastante habitual ya que a veces por falta de horas durante el día hacemos salidas nocturnas y os aseguro que es otro mundo y una gran experiencia.

Podrás pensar que es una locura, pero por si te animas a probar, te vamos a dar unos consejos para que disfrutes con total seguridad de la que será la primera de muchas salidas nocturnas con tu MTB.

La noche hace que tu cuerpo este más receptivo y más vigilante a todo lo que pasa a tu alrededor. Tu concentración es mucho mayor que en una ruta de día y oyes sonidos que antes no oías.

Teniendo claro todo esto, lo único que te queda es probarlo. No lo pienses más y lánzate a disfrutar. Prepárate para sentir nuevas emociones. Al principio todo resultará diferente, tanto que hasta te parecerá que practicas un deporte nuevo. Pasaras por caminos que ya habías pasado y no los conocerás. Por la noche todo cobra una fuerza y una magnitud muy distinta al día.

Disfruta dándolo todo subiendo, en el llano pero en las bajadas sé paciente hasta que tengas cierta experiencia y estés un poco curtido, ve poco a poco.

No te lo pienses más y salta del sofá. Usa tu imaginación y haz algo diferente. Monta en bici por la noche, pedalea con tus amigos a la luz de los focos y  busca el lado oscuro del MTB.

1 Haz tu primera salida nocturna de día. Comprueba que esta todo en su sitio y que funciona correctamente. Puedes salir a última hora de la tarde para que poco a poco se vaya el sol y así compruebes que, aparte de estar todo bien, las luces apuntan a la dirección correcta. Así evitaras sorpresas durante la noche. Al ajustar los focos, no apuntes muy cerca de la rueda delantera, siempre apunta algunos metros por delante para saber lo que nos viene.

2. Aumenta la dificultad de tus rutas poco a poco, empieza con rutas fáciles para acostumbrarte a ver las cosas de noche. Recuerda que tus luces harán sombras a las piedras que te harán calcular alturas y distancias diferentes.

3. Es muy importante ver bien por la noche pero también es importante que nos vean, asegúrate que tus luces te ven bien tanto por delante como por detrás,

4. Intenta no salir solo. Cualquier problema que tengas de día puede solucionarse con gente que pase cerca de ti, pero de noche esto es menos probable. Acuérdate siempre de decir a algún amigo o familiar por donde vas a estar. Hoy en día también hay APP de seguimiento en tiempo real para estar localizado en todo momento, incluso whatssap tiene esta opción.

5. Para no molestar a los animales que descansan, intenta no gritar y ser respetuoso, de noche todo se oye más.

6. Aunque conozcas perfectamente el recorridono te confíes, la noche lo cambia todo y a veces pensarás que estas en otro sitio. En los descensos ves con mucho cuidado, los focos y el movimiento crean sombras extrañas que pueden parecer agujeros o raíces. También ocurre al revés, pueden ocultarnos baches que te pueden jugar una mala pasada.

7. La hidratación y alimentación no cambia por la noche, así que sal preparado y haz lo mismo que en una ruta diurna.

8. Al irse el sol las temperaturas suelen bajar, llévate algo de abrigo por si acaso.

9. Acabar bien una nocturna dependerá mucho de nuestras baterías en el foco, recuerda a cargarlas bien y lleva baterías de repuesto. También carga bien la batería del móvil. No vayas con el foco encendido a su máxima potencia toda la ruta porque no llegaras a casa. para ahorrar aprovecha los tramos asfaltados o bien iluminadospara poner las luces en modo de ahorro, así te asegurarás luz durante toda la salida. Si no recuerdas el estado de las baterías desde la última vez que las usaste nuestro consejo es que el día de antes la dejes encendida y la gastes del todo para hacer la carga entera y tenerla lista para tu salida.

10.  Añade un frontal de montaña,te será súper útil en caso de tener que hacer una reparación o para mirar a otro lado diferente a la del foco de la bici.

11. Si vais en grupo colocaros de mejor a peor, los tapones en zonas técnicas pueden acabar mal de noche, también es aconsejable que cierre el grupo alguien experimentado por si pasara algo, y sobre todo la norma número uno es que os esperéis todos, en cada cruce hacer un recuento a ver si habéis llegado todos.

12. Si utilizas la mochila para algo, vigila que no se te haya caído nada de ella. Recuerda llevar siempre dinero, un mini botiquín básico de emergencia y documentación.

13. De noche las gafas son mucho más importantes que de día, ramas, mosquitos, polvo, o piedras que saltan son muy habituales. Utiliza lentes transparentes, nada de cristales oscuros ni polarizados o fotocromáticos, que reducirán aún más tu visión.

14. No te fíes de focos chinos que te prometen una potencia de lúmenes, en realidad son muchos menos. Por lo que si puedes probar el de un amigo antes mejor. Guíate a la hora de comprar por la cantidad de Lumens que tiene el foco que es la cantidad de luz que emite una fuente de luz. A partir de 1200 Lumens reales ya podemos ir tranquilos.

Hacer MTB de noche te hace recuperar sensaciones olvidadas y disfrutar de una manera diferente de conducción que cuando pedaleas durante el día. Disfruta y observa cómo tus reflejos aumentan y tu nivel de conducción mejora. Te volverás más ágil y rápido en todo tipo de terrenos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar